Cómo preparar una velada romántica en San Valentín
es en
Google+

Cómo preparar una velada romántica en San Valentín

¡Hola chicas!

Ya estamos en el ecuador de la semana laboral y a tan sólo dos días para que llegue San Valentín. Seguro que  muchas de vosotras ya tiene pensado su plan romántico para este fin de semana, pero también las habréis que todavía no habéis planificado nada o simplemente estáis esperando a ser sorprendidas… ¿Y por qué no ser vosotras las que sorprendáis esta vez a vuestros chicos?

Una manera de preparar una velada romántica en San Valentín y que no os cueste mucho dinero es organizar algo en casa. Es el plan perfecto para pasar una noche de ensueño junto a vuestra pareja… seguro que a él le encantará. ¡Tomad nota! 😉

Cómo preparar una velada romántica en San Valentín

cena san valentín

En primer lugar, hay que conseguir generar un ambiente cálido por toda la casa. Acondiciona el camino desde la puerta hasta el lugar de la cena con luz tenue, utilizando velas o poniendo un pañuelo rojo sobre la lámpara de mesa. El color rojo debe predominar, extiende unos pocos pétalos rojos en el pasillo hasta llegar a la mesa. Utiliza el olor de las velas aromáticas o echa un ambientador de rosas para caldear el ambiente, acompañado de música de fondo.

En segundo lugar, no sólo la casa debe estar ambientada. Tú también tienes que prepararte. Vístete de manera informal pero sugerente. Apaga el móvil para que nadie interrumpa la noche, porque ese día es para ti y para él, para los dos solos.

Ahora hay que preparar la mesa para dos. Vístela con un mantel color blanco, con una vela y una rosa roja en el centro. Coloca la vajilla como si de un palacio se tratara, con su cubertería y cristalería. En la mesa debe estar ya preparado el aperitivo.

Para este tipo de veladas es recomendable tomar una cena ligera. Para el aperitivo prepara un platito de gambas, unos trocitos de aguacate espolvoreados con pimienta y unas pocas Delicias de Elche (dátil envuelto en bacon). Acompáñalo con una botella de cava bien fresquita. Todos estos alimentos son afrodisíacos para empezar a entrar en calor. 😉 Para el plato principal elige una carne suave y acompáñala con una salsa de frambuesa y menta. ¡Le encantará!

Y como no, para terminar el chocolate no puede faltar. Prepara una fondue de fresas con chocolate. Un postre delicioso, nutritivo y muy divertido que podéis tomar en un baño calentito lleno de sales.

Y el resto de la velada irá surgiendo sola. ¡Déjate llevar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *